¿Cómo reducir grasa con mi entrenamiento?

reducir grasa, fase de volumen, fase de definicion, entrenamiento mujer

¿Has empezado a entrenar o a hacer algún tipo de deporte recientemente pero aún no ves los resultados? ¡No tengas prisa! Un buen entrenamiento, siempre guiado por expertos, requiere de mucha técnica para poder trabajar a conciencia los grupos musculares y no lesionarte. En este artículo te hablamos de la fase de definición y volumen y de cómo reducir grasa lentamente para que no se produzca efecto rebote.

Etapas del entreno

En un entrenamiento planificado podemos distinguir principalmente dos etapas diferenciadas: la fase de volumen y la fase de definición. En la fase de volumen entrenamos con el objetivo de aumentar nuestra masa muscular, con un aumento de peso implícito. Este aumento de volumen no debe asustarnos, es masa muscular que nos dará una apariencia más firme y musculada. No son calorías vacías.

Por otro lado, la fase de definición es aquella en la que nos dedicamos a reducir grasa, toda la que hayamos acumulado en la etapa de volumen. Para conseguirlo necesitamos reducir las calorías que consumimos de manera controlada. Si bajas demasiadas calorías podrías perder masa muscular y arruinar todo lo conseguido en la fase anterior.

¿Por dónde empezar?

Si no realizas deporte habitualmente y quieres cambiar tus hábitos y estilo de vida debes comenzar un entrenamiento guiado por profesionales muy paulatino. Lo más importante es que el cuerpo se vaya adaptando al cambio y aprender una técnica correcta, además de coger hábito y gusto al entreno. Si acompañamos este comienzo con una dieta saludable podrás ver como empiezas a reducir grasa y ganar masa muscular.

Tras un período de adaptación podemos empezar la fase de volumen. En esta etapa buscaremos una subida óptima de masa muscular pero controlada sin pasarnos de un 20% o 22% de grasa corporal. En este período no serán tan importantes los ejercicios cardiovasculares, sino que se realizarán más sesiones de pesas.

Por último, entraremos en la fase de definición, que no debe ser demasiado larga para no perder demasiado músculo. Se recomienda dedicar a esta etapa entre siete y doce semanas, dependiendo de nuestros objetivos. En esta fase si que se aumentarán las sesiones de cardio, combinadas con pesas.

En este artículo os dejamos algunos consejos y pinceladas sobre un entrenamiento perfecto para mujeres. ¿A qué estás esperando para dejar la vida sedentaria? Más allá de sentirte mejor con tu cuerpo conseguirás tener más energía en tu día a día y sentirte más activa y feliz. El deporte puede cambiar tu vida.

Recomendado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.