Proteínas y proteína whey, usos, beneficios y propiedades

guía, proteína whey, proteínas

Las proteínas son el suplemento que se utiliza con mayor frecuencia entre las personas que realizan deporte porque facilitan la recuperación muscular. En este artículo, te contaremos todo lo que necesitas saber sobre las proteínas, sus usos, beneficios y los distintos tipos de este suplemento y su variante con más fama: la proteína whey.

¿Qué es la proteína whey?

También conocida como proteína de suero, es extraída de la leche, ya que está formada por un 3,5 % de proteína. Es uno de los suplementos con más fama entre los deportistas que están en fase de volumen o hipertrofia. La proteína whey también es una fuente importante de aminoácidos esenciales.

¿Por qué escoger la proteína whey?

La proteína de suero, proteína whey o whey protein es una de las principales proteínas de la leche. ¿Reconoces el líquido acuoso que aparece sobre el yogur o la leche cruda? Ese es el suero. Constituye el 20 % del contenido total de proteínas, mientras que la caseína constituye el 80 % restante.

¿Para qué sirve?

Esta proteína está pensada para aquellos deportistas que necesitan recuperar o incrementar su masa muscular tras un entrenamiento de intensidad media o alta, siempre y cuando se acompañe de otras rutinas además de una dieta sana y equilibrada.

Su consumo también tiene efectos antioxidantes, ya que evita la liberalización de radicales libres, un tipo de átomo que está muy relacionado con la aparición de algunas enfermedades como el cáncer o la diabetes.

Beneficios

Ahora pasemos a detallar otros de los beneficios que aporta esta proteína:

  • Actividad física y rendimiento deportivo

Su consumo es ideal después de realizar cualquier rutina de alta intensidad. ¿El motivo? Estimula la regeneración muscular por lo que evita la fatiga y consigue que las fibras musculares se regeneren de forma más rápida.

  • Saciedad y peso corporal

Ayuda a acelerar el metabolismo, gracias a este tipo de proteína se pueden quemar algunos nutrientes (como las grasas o los hidratos de carbono) de manera más efectiva a través del organismo.

Promueve la liberación de sustancias que reducen el apetito y regulan la ingesta. El suero de leche también ayuda a aquellos que se han puesto el objetivo de dejar de picar entre horas y que, al mismo tiempo, quieren cuidar su línea.

  • Promueve la salud cardiovascular

Mejora de afecciones cardiovasculares gracias a su acción sobre la presión arterial y los lípidos sanguíneos. También se han observado beneficios en pacientes con diabetes tipo 2 al promover la liberación de insulina.

  • Efectos sobre el sistema inmune

El uso de esta proteína llega hasta la nutrición clínica dónde se emplea para mantener el sistema inmune, promover la cicatrización, prevenir la pérdida de masa corporal de ciertas enfermedades como el cáncer o para mejorar la función cognitiva

  • Reduce los niveles de estrés

Con este suplemento se segrega serotonina, un tipo de hormona neurotransmisora que mejora el estado de ánimo y, por tanto, puede aliviar los problemas de estrés y ansiedad. También hay personas que la toman cuando tienen dificultades para conciliar el sueño

Tipos de proteínas

En el mercado existe una oferta muy amplia de proteínas, ya sean de procedencia láctea o de otro tipo. Dentro de las proteínas whey existen varios tipos que se clasifican en las siguientes:

  • Concentrado de proteína de suero o WPC (Whey Protein Concentrate)
  • Aislado de proteína de suero o WPI (Whey Protein Isolate)
  • Hidrolizado de proteína de suero o WPH (Whey Protein Hydrolyzed)
  • Proteínas secuenciales
  • Caseína Micelar

Pese a que la mayoría de suplementos de proteína que se suele vender es de procedencia láctea, existen otros tipos como pueden ser:

  • Proteína animal: Carne, pescado, huevo.
  • Proteína Vegetal
  • Sin gluten y para celíacos

Dosis

Las dosis pueden oscilar en función de la persona o del objetivo que tenga como deportista. La ingesta diaria recomendada de proteínas varía entre personas debido a factores como el peso, la altura y el nivel de actividad.

La dosis media es de 20 gramos de proteína de suero ingeridos inmediatamente después del entrenamiento para aumentar la síntesis proteica y la fuerza muscular.

Es aconsejable que, si empleamos más de 20 gramos por dosis, incluir encimas digestivas para garantizar su absorción.  Hay que tener en cuenta que se trata de un complemento para llegar a las dosis diarias de proteínas que necesita un deportista.

Precauciones

Varios estudios han confirmado que se pueden utilizar hasta 54 gramos de proteína whey sin efectos secundarios, pero es recomendable combinarla con una dieta adecuada para ello.

Debes tener en cuenta que un consumo excesivo de este tipo de proteína tiene una serie de efectos secundarios que no debes pasar por alto. Puede provocar dolor de estómago, náuseas, dolores de cabeza, calambres musculares e incluso acné, pero lo más peligroso es la posible aparición de cálculos renales, por el exceso de trabajo que supone a tus riñones. Algunas personas que son alérgicas a la leche pueden ser específicamente alérgicas al suero.

Antes de empezar a consumir suplementos de proteína whey por tu propia cuenta es mejor ponerse en manos de un nutricionista.

Recomendado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.