Aprende a distinguir una proteína de calidad

proteína Isolate

¿Es de calidad la proteína que tomo?, ¿es mejor la proteína Isolate que la de concentrado de suero? Para dar respuesta a esta pregunta debemos fijarnos en la tipología de la proteína y en qué papel va a cumplir esta en nuestro plan de nutrición deportiva.

Para marcar la calidad de una proteína vamos a fijarnos en la composición. La mayoría de suplementos en polvo para diluir están construidos a base de proteína de origen láctica, aunque en el mercado también podemos encontrar proteína de origen vegetal o cárnica. Atendiendo al método utilizado para separar la proteína de la leche del resto de componentes, podemos encontrar suplementos con un mayor o menor porcentaje de proteína, es ahí donde empezamos a encontrar las principales diferencias:

  • Concentrado de Proteína (WPC): este tipo de suplementos contienen entre un 70-80 % de proteína, pese a tener unos niveles más bajos que el resto de suplementos cuentan con unos valores biológicos muy interesantes, dentro de su composición podemos encontrar fosfolípidos y varios lípidos bioactivos. Es una de las opciones más económicas y conocidas en el mundo de la nutrición deportiva.
  • Proteína Isolate (WPI): nos garantiza niveles de un 90 % de proteína con un porcentaje de grasa y de lactosa cercanos a cero. Es probablemente el suplemento por excelencia en dietas enfocadas a definición donde se busca controlar el aporte de grasa al máximo.
  • Hidrolizado de Suero (WPH): en este proceso la proteína de la leche se descompone en forma de péptidos, de esta manera la asimilación por parte del cuerpo es mucho más rápida. Podemos encontrar proteína hidrolizada con una base concentrada o aislada, es decir las dos anteriores, siendo idénticos sus porcentajes de materia grasa y proteína.

Si nos fijamos en la cantidad de proteína por cada 100 gramos de suplemento como una medida de calidad, claramente la proteína Isolate es la clara ganadora, pero además de eso en una proteína de calidad debemos buscar la mayor cantidad de aminoácidos esenciales (BCAAs), ya que el cuerpo los necesita para fabricar todas las estructuras proteicas y no puede fabricarlos a partir de moléculas internas, deben ser aportados a través de la dieta o con suplementación.

Hay que entender que cada dieta requiere unos aportes nutricionales y energéticos determinados atendiendo a un plan de nutrición deportiva, por lo que, una proteína con un mayor porcentaje de materia grasa no tiene por qué ser considerada de baja calidad, siempre que la materia de origen de la proteína sea de calidad y tenga un valor biológico elevado nos encontraremos ante un buen suplemento; independientemente de su cantidad de grasa.

Recomendado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.