¿Para qué sirven los aminoácidos? Usos, beneficios y propiedades

Aminoácidos, aminoácidos esenciales

Para mantener nuestro cuerpo en plena forma y tener una buena salud es vital llevar una dieta saludable y hacer ejercicio. Pero es posible que no le suministremos a nuestro organismo toda los nutrientes que necesita para funcionar a pleno rendimiento. Los suplementos complementan tu dieta, aportan valores nutricionales a tu organismo y ayudan a cubrir algunas  carencias, asegurando que tu cuerpo tenga lo que necesita para rendir al máximo. Probablemente te estarás preguntando: ¿Debo tomar aminoácidos cuando hago ejercicio? ¿Qué beneficios tienen? En este artículo hemos recopilado todo lo que necesitar conocer sobre el uso de aminoácidos como suplementos.

¿Qué son los aminoácidos?

Son compuestos orgánicos formados por carbono, hidrógeno, oxígeno y azufre. Constituyen la única fuente aprovechable de nitrógeno para el ser humano. Se unen para crear proteínas, las cuales son indispensables para la vida y una base importante para el crecimiento y el desarrollo de órganos y tejidos.

Después del agua, los aminoácidos, son el componente más abundante de nuestro cuerpo, constituyendo aproximadamente el 20 % de su total.

¿Para qué sirven?

Los aminoácidos tienen como una de sus funciones más importantes la aportación de energía al cuerpo. Un organismo sano con una dieta equilibrada usa los carbohidratos como combustible y, una vez consumidos, el cuerpo consume aminoácidos y proteínas.

Poseen propiedades energéticas y recuperadoras que ayudan a prevenir el cansancio por lo que son ideales a la hora de practicar cualquier deporte. Los deportistas requieren de un mayor consumo de aminoácidos. Esto se debe a que tienen mayor desgaste físico que la población general.

Beneficios

Entre los beneficios que nos aportan los suplementos de aminoácidos, podemos encontrar los siguientes:

Ayudan a aumentar el rendimiento del ejercicio. Los aminoácidos BCAAs se usan ampliamente para aliviar la fatiga, mejorar el rendimiento deportivo. Esto debido a que cuando sus niveles de aminoácidos caen, el cerebro provoca sensaciones de cansancio y fatiga mental. Los suplementos previenen este proceso.

Fomentan el crecimiento muscular y, a la vez, previenen la pérdida muscular.

Mejoran el sistema inmune. Tras finalizar un ejercicio de gran intensidad disminuyen los valores de glutamina (aminoácido) en sangre y, como consecuencia, una disminución de la respuesta inmune. Aportar aminoácidos al cuerpo en esta situación aumenta el nivel de glutamina en la sangre y mejora la respuesta a esta reacción.

Se encargan de transportar todos los nutrientes y de optimizar su almacenamiento.

Tipos de aminoácidos

Estos suplementos podemos dividirlos en tres grupos: aminoácidos esenciales, aminoácidos no esenciales y aminoácidos condicionales.

Aminoácidos Esenciales: Estos no pueden ser producidos por nuestros cuerpos, debemos ingerirlos en forma de alimentos. Los 9 aminoácidos esenciales son: histidina, isoleucina, leucina, lisina, metionina, fenilalanina, treonina, triptófano y valina. Aquí podemos destacar a los BCAAs. Son un grupo de aminoácidos (leucina, isoleucina y valina) que tienen un papel fundamental en el deportista, ya que ayudan a mantener e incluso a aumentar la masa muscular. Cuando estamos en fase de definición o de pérdida de peso, los BCAAs cobran mayo importancia, ya que así evitamos el catabolismo muscular. Es decir, evitamos tirar de proteínas, y priorizamos la grasa como fuente de energía durante el entrenamiento.

Aminoácidos No esenciales: Nuestros cuerpos pueden producirlos incluso si no los obtenemos de los alimentos. En este grupo están: alanina, arginina, asparagina, ácido aspártico, cisteína, ácido glutámico, glutamina, glicina, prolina, serina y tirosina.

Condicionales: es un tipo de aminoácidos no esenciales, solo los necesitaremos en caso de una enfermedad. Aquí incluimos: arginina, cisteína, glutamina, tirosina, glicina, ornitina, prolina y serina.

No es necesario ingerir aminoácidos esenciales y no esenciales en cada comida, pero se recomienda obtener un equilibrio entre ellos durante todo el día.

Dosis

El consumo de los aminoácidos, sean esenciales o no esenciales, dependerá del tipo de entrenamiento que practiquemos. En general, se suelen ingerir durante el entrenamiento si su duración supera los 90 minutos o si los ejercicios que realizamos tienen una intensidad elevada.

Los BCAAs son ideales para los deportistas de resistencia, ya que éstos deben ingerir en torno a 6-15 g durante una prueba de fondo para mejorar el rendimiento, ya que, reducen el uso de glucógeno muscular, permitiendo retrasar la fatiga.

En deportistas de fuerza, la contracción muscular puede aumentar la degradación proteica, por lo que consumir BCAAs durante el entrenamiento también puede tener un efecto positivo. Podemos comprobar que tomar aminoácidos durante el entrenamiento es una opción viable para deportistas de resistencia como de fuerza.

Si tu objetivo es mejorar tu forma física, el consumo de los aminoácidos, sobre todo de BCAAs, te ayudará a alcanzar ese objetivo. Lo ideal es tomar una pequeña cantidad de estos entre comidas o añadirlos a la comida que menos proteínas nos aporte.

¿Cuándo hay que tomarlos?

La recomendación general es tomarlos 15 minutos antes de comenzar a entrenar, así evitaremos la pérdida de músculo durante el entrenamiento. También podríamos tomarlos durante el entrenamiento, para ir reponiendo a medida que vamos rompiendo fibras.

La absorción de aminoácidos en caso de comer alimentos ricos en proteínas, como huevos, soja o pescado, puede tardar entre 3 o 4 horas. Si se toman como suplementos, la absorción es más rápida: aproximadamente tarda 30 minutos. Tenemos que valorar esto en función del entrenamiento y cuando vamos a realizarlo.

Precauciones

Una dosis superior a la recomendada es peligrosa para la salud, ya que con aportes mayores a 12 g al día puede generarse amoníaco, metabolito tóxico que puede provocar deshidratación. Acompañar su consumo con líquidos suficientes es fundamental. Recordad que el consumo de los suplementos sea seguido por un nutricionista que os recomiende una dieta y suplementación adecuada para vuestra situación.

 

Recomendado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.